Tierra de fe, Santuario de “Juquila”

¡El festejo de la Virgen de Juquila es este 8 de Diciembre, iniciando este día, con una misa de gallo!

Lucio Gopar

Es muy venerada Virgen de Juquila

En la Sierra Sur del Estado de Oaxaca, en el municipio de Santa Catarina Juquila, se encuentra uno de los Santuarios más visitados, de México, a donde arriban peregrinos católicos que vienen de las diferentes regiones de Oaxaca, así como de los diferentes Estados del País y de algunos otros lugares del extranjero, quienes con devoción veneran a la Virgen de “Juquila”, ya que los creyentes dan testimonio de diversos favores recibidos, a la Virgen María en la advocación de –La Virgen de Juquila-.

Respecto de la historia de la venerada virgen, a manera de resumen, se remonta al siglo XVI, más precisamente al año 1552, cuando un fraile dominico de nombre Jordán de Santa Catalina llega a esta zona en Oaxaca y trae consigo desde España una imagen pequeña y tallada de una virgen, que sería futuramente la virgen de Juquila.

Un día, el fraile, le regala esta imagen de unos 30 cm. a un joven que lo había servido y que se volvía a su pueblo, Amialtepec.

Desde que llegó a este pueblo fue sumamente venerada ya que se había hecho una fama especial porque cumplía las peticiones que se le hacían.

En 1633 llegaría la primera evidencia de sus milagros, cuando la iglesia en la cual se encontraba, se incendió y su imagen es la única que permanece intacta, salvo su rostro que había quedado algo ennegrecido. Por lo que se intentó devolverle el color original pero no se pudo y entonces se creyó que era la voluntad de la virgen tener el mismo color de piel que sus especiales devotos.

Dentro del Santuario como altar principal está la Virgen de Juquila

Su festividad se celebra cada 8 de Diciembre y es el día en el que miles de fieles llegan de diversas partes del país y del mundo para rendirle un enorme homenaje.

Llegando al ahora pueblo mágico de Santa Catarina Juquila, se oyen gran cantidad de historias de milagros que los devotos cuentan. Algunos llegan por primera vez a pedir o regresan a pedir algún favor a la Virgen de Juquila, mientras que otros llegan a agradecer el favor recibido, ya sea por motivos de salud o bien por haber pedido el logro de un bien material, o una casa, o bien un trabajo.

Hay servicios de hospedaje, diversos restaurantes y lugares para compras de artículos religiosos, a la vez que también tienen sus propios dulces, dentro de los que más destacan están “los jamoncillos”, que son a base de coco, con un sabor muy especial, que llevan de recuerdo de su visita a familiares, amigos y compañeros de trabajo las personas que vienen a visitar a la virgen.

Algunos peregrinos vienen de otros estados del país, en camionetas de las cuáles, algunas de las personas que ahí viajan, bajan a correr con una antorcha en la carretera, mientras la camioneta avanza, relevándose entre los mismos hombres y mujeres que vienen de estados vecinos, lo cual lo hacen durante todo el trayecto de ida y de regreso, también hay peregrinos que van desde diversos lugares, en bicicleta, con mucha devoción.