“Revientan” elección de bienes comunales en Pochutla

Patricia Pacheco

La instalación de las mesas receptoras se vio frustrada por la inconformidad de representantes de planillas.

SAN PEDRO POCHUTLA.- Argumentando inconsistencias en las boletas y en medio de un ambiente desbordado por los ánimos y el apasionamiento, comuneros de San Pedro Pochutla frenaron el pasado domingo la elección en la que se renovaría el Comisariado de Bienes Comunales de este lugar.

A pesar de haber consensado previamente reglas, tiempos y condiciones de la contienda y luego de una intensa campaña proselitista en la que siete candidatos trataron de convencer a comuneros de contar con las mejores propuestas para dirigir el órgano comunal; integrantes de las planillas “reventaron” la instalación de la asamblea y abortaron la elección, con lo que ésta se aplaza indefinidamente.

Se arma la polémica

Integrantes del Comisariado saliente acompañados de representantes de la Procuraduría Agraria (PA) se disponían a instalar las mesas de votación en la cancha de usos múltiples del centro de la ciudad, donde ya se encontraban cientos de comuneros, cuando contendientes detectaron algunas boletas sin folio, lo que desató una serie de inconformidades y una polémica en la que salieron a relucir pifias, vicios y hasta la presunta intromisión en la contienda de personajes políticos de la zona, lo que dio al traste con la asamblea e interrumpió la elección.

Cientos de comuneros que pretendían votar fueron testigos de la controversia que impidió la asamblea.

Presente en el lugar, Amaury Fernández Alvarado, representante de la Procuraduría Agraria (PA), consideró que fue evidente que había intereses para que la elección no se realizara, pues existían las condiciones suficientes para su ejecución.

Premeditada suspensión

“Lo que se vio claro es que había gente interesada en que no se celebrara la asamblea. Argumentaron muchas cosas como las boletas sin folio, lo cual no era suficiente porque ya estaban firmadas y venían en bloques de cien. A alguien no le favorecieron las encuestas que hicieron y ese fue el motivo que utilizaron para que no se celebrara la elección”, manifestó Fernández Alvarado.

El funcionario federal resaltó que ahora tendrá que ser el Consejo de Vigilancia del Comisariado saliente quien convoque a la nueva elección y para ello contará con un plazo máximo de 60 días; si ello no sucediera, el 20 por ciento de los comuneros tendrá que solicitar a la Procuraduría Agraria que reponga la elección, hecho que según Fernández Alvarado, se pospondría más allá de la elección constitucional del 1 de julio de este año.

No respetan a los comuneros

Uno de los actores que mostró su inconformidad con el cese de la elección fue el titular de la planilla naranja Jesús Reyes Jiménez, quien aseguró que los demás contendientes se habrían sentido en desventaja y por ello habrían planeado anticipadamente impedir la asamblea y votación.

“Ya tenían planeado evitar el desarrollo de la asamblea. Se trata del mismo grupo de choque que se hace presente en todas las asambleas; gente que nunca está de acuerdo con nada y en este caso encabezaban la planilla azul. No hay respeto para los comuneros de la tercera edad y los agitadores solo ven sus intereses políticos”, señaló.

El próximo 15 de marzo concluye el encargo de los todavía integrantes del órgano comunal y trascendió que luego de esta fecha, la oficina comunal permanecerá cerrada, mientras que el Consejo de Vigilancia dejará la organización de la elección en manos de la Procuraduría Agraria, quien repondrá el proceso hasta después de que se lleve a cabo la elección federal del 1 de julio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *