*El exceso de bebidas embriagantes es un factor causal en más de 200 enfermedades y trastornos

Comunicado

ingesta-alcohólica2Oaxaca., Oax.- Cada año mueren en el mundo 3.3 millones de personas a consecuencia del consumo nocivo de alcohol, lo que representa un 5.9% de todas las defunciones. El exceso de bebidas embriagantes es un factor causal en más de 200 enfermedades y trastornos.
En México, el alcoholismo es la cuarta causa de mortalidad (8.4%), que implica cirrosis hepática, lesiones intencionales como el suicidio y violencia, y no intencionales como accidentes de tráfico, caídas, traumatismos y envenenamientos.
En este sentido, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), convocan a la población a moderar el consumo de alcohol durante la temporada vacacional de Semana Santa, para evitar perjuicios al bienestar propio y de terceros, puesto que el exceso de bebidas embriagantes provoca defunciones y discapacidad a una edad temprana.
En el grupo etario de 20 a 39 años, el 25% de las muertes son atribuibles a esta causa.
En periodos vacacionales, todos los años se registra un incremento de casos de ingesta desmesurada de alcohol, que muchas veces derivan en intoxicaciones, episodios de violencia familiar, callejera e incidentes viales.
Cabe señalar que el alcoholismo tiene repercusiones prácticamente en todo el organismo, con manifestaciones neurológicas, cardiovasculares, digestivas y sexuales; la hipertensión arterial y el infarto del miocardio, así como de accidentes vasculares encefálicos, los cuales son seis  veces más frecuente en las personas que abusan de esta sustancia, que en aquellos que no lo hacen.
Actualmente, existe una evidencia científica que demuestra que aquellas mujeres con un consumo de bebidas embriagantes moderado o grave tienen un riesgo mayor de padecer cáncer de mama, laringe, faringe y cavidad oral, además de desarrollar cálculos (piedras) en la vesícula biliar y, por tanto, cólicos biliares.
Asimismo, se relaciona con un amplio espectro de defectos en el nacimiento si se consume durante el embarazo, por lo que en este caso se recomienda la abstinencia alcohólica absoluta, sin excepciones.
En este contexto, los SSO exhortan a las y los oaxaqueños a celebrar de una manera sana este periodo vacacional, fomentando la convivencia familiar y adoptando las recomendaciones y medidas de prevención que la dependencia emite.