+ La iniciativa de Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas es uno de los temas urgentes del nuevo período ordinario de sesiones que inicia este viernes

Juan Iván Mendoza Reyes, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.

SAN RAYMUNDO Jalpan, Oaxaca, mayo 31.- A propuesta del diputado Juan Mendoza Reyes, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, la LXI Legislatura se apresta a aprobar en las próximas semanas la iniciativa de Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas.
Con ello, Oaxaca asumirá el compromiso de adoptar medidas legislativas para tipificar y castigar con todo el peso de la ley a las víctimas de este delito que lacera a la sociedad y pone en riesgo la integridad de grupos vulnerables, especialmente.
El legislador Mendoza Reyes, también coordinador de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso del Estado, explicó que será en el segundo periodo ordinario de sesiones, correspondiente al segundo año de ejercicio legal, cuando se someta a consideración del pleno la iniciativa de ley.
Resaltó los alcances de su propuesta que permitirá proteger a víctimas de la explotación sexual comercial y del trabajo forzado, considerado que Oaxaca es ruta de las mafias que trafican con personas.
Con ello, dijo, se da cumplimiento al compromiso establecido por  Oaxaca durante el seminario internacional “Lucha contra la trata de personas”, realizado el año pasado.
En esa ocasión Oaxaca se comprometió a adoptar medidas legislativas, así como acciones de seguridad, procuración e impartición de justicia para tipificar y castigar con todo el peso de la ley, las conductas relacionadas con la trata de personas.
El diputado Mendoza Reyes apuntó que Oaxaca al igual que todo el país enfrenta graves problemas de trata de personas  y explotación sexual infantil, donde no sólo los ciudadanos mexicanos son víctimas de esa situación, sino también niñas y mujeres centroamericanas, cuyo mercado clandestino crece exponencialmente.
Dentro del marco legislativo nacional, la Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas y su reglamento a nivel federal, se promulgó en 2007 y publicó en febrero de 2009, año en que 22 estados mexicanos y el Distrito Federal decretaron reformas en su Código Penal, que tipifican algunas formas de trata de personas, y únicamente el Distrito Federal y Chiapas cuentan hasta el momento con leyes específicas sobre la materia.
El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, refirió que al igual que los estados de Veracruz, Chiapas, Puebla, así como países de Centroamérica  entre ellos Guatemala, Honduras y El Salvador, Oaxaca es paso de la mayoría de las mujeres explotadas por al menos 47 redes dedicadas a la trata de personas que operan en México.
“Esas redes son favorecidas por la impunidad y explotan cada año, sexual y laboralmente, a 800 mil adultos y 20 mil niños”, indicó el Diputado panista, quien señaló que la trata de personas es la segunda actividad ilícita más rentable del mundo generando ganancias anuales por cerca de 32 mil millones de dólares.
Dijo que, de acuerdo con las estadísticas, México ocupa el tercer lugar mundial, después de Tailandia y Rusia, por lo que está catalogado como fuente, tránsito, y destino para la trata de personas, para los propósitos de la explotación sexual comercial y del trabajo forzado, siendo el principal objetivo los grupos más vulnerables.
UNA LEY ARMONIZADA
El diputado Juan Mendoza Reyes refirió que la trata de personas conlleva a las víctimas a una explotación sexual, al trabajo forzado y al tráfico de migrantes, por lo ese delito es comparable con el tráfico de armas y de drogas a nivel internacional.
Mencionó que de 142 países que han ratificado el Protocolo de Palermo para prevenir y erradicar la explotación sexual, sólo 128 han promulgado leyes en materia de trata de personas, y entre ellos México.
El diagnóstico (Human Trafficking Assesment Tool) realizado por la American Bar Association (ABA), realizado en México, documentó que las entidades con mayor riesgo de que se cometa este ilícito son el Distrito Federal, Baja California, Chiapas, Chihuahua, Guerrero, Oaxaca, Tlaxcala y Quintana Roo.
La Subprocuraduría de Atención a Delitos Contra la Mujer por Razón de Género en Oaxaca, reportó que entre 2009 y enero del 2010, las autoridades judiciales del Estado iniciaron 31 investigaciones por el delito de trata de personas.
“Por ello la trascendencia que el estado cuente con un ley que impida la corrupción de personas menores de 18 años, turismo sexual infantil, pornografía infantil, explotación de la mendicidad ajena y alquiler de personas con el mismo fin, venta de persona o tráfico de órganos, tejidos o sus componentes”, subrayó el Legislador panista.
Resaltó que con la aprobación de la mencionada iniciativa de ley  por parte de la LXI Legislatura del Estado se armonizaría el marco jurídico tanto a nivel internacional, nacional y estatal, y respaldaría la propuesta de la legisladora panista Rosi Orozco para que se expida un reglamento de la Ley General contra la Trata de Personas.
Ello, con el fin de que las sentencias de dos a 40 años por la comisión de ese delito sean aplicadas en toda la cadena de explotación y violencia, apuntó.
Un aspecto que preocupa, señaló Mendoza Reyes, es que según la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) registra que los homicidios dolosos de niñas, niños y adolescentes en el país se incrementaron en 30 por ciento en un año y, tan sólo de enero a abril de 2010 hubo 60 muertes, mientras que de enero a abril de 2011 se registraron 84 asesinatos.
En Oaxaca, la Subprocuraduría de Atención a Delitos Contra la Mujer por Razón de Género reconoció que a nivel nacional e incluso internacional, Oaxaca es el estado que más víctimas aporta a este delito, pues en operativos en otros estados se han encontrado víctimas de Oaxaca y aquí también se han detectado víctimas de Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Veracruz y Estado de México.
La dependencia reporta un crecimiento en el número de denuncias por delitos sexuales, pues los indicadores se dispararon en 22 por ciento de 2009 a 2011, al pasar de 457 denuncias en 2009 a 586 en 2011, tan sólo en la ciudad de Oaxaca, mientras, en el interior de la entidad  la cifra de denuncias pasó de 410 en 2010 a 495 en 2011.
Por ello, el diputado Mendoza Reyes confió que en breve Oaxaca pueda contar con esta ley que permitirá sentar las bases para dar seguridad a estas víctimas, pero principalmente combatir este delito que lacera a la sociedad y pone en riesgo la integridad especialmente de grupos vulnerables.