•    Viajaba con un adolescente, él perdió la vida y su acompañante salió lesionado

Raúl Laguna

El choque en la que perdió la vida un joven y resultarpa herido otro se originó la madrugada del pasado miércoles en la carretera federal 200, entre ésta ciudad y Río Grande.

PUERTO ESCONDIDO.- Un muerto, un herido y cuantiosas pérdidas materiales dejó un accidente automovilístico ocurrido a las 4:30 horas de la madrugada del pasado miércoles, en la carretera federal número 200, entre las agencias municipales de Río Grande y Puerto Escondido.
Cuerpos policiales informaron que Armando Sánchez López de 21 años de edad viajaba acompañado de Edwin Daniel Martínez Sánchez de 12, en una camioneta Ford modelo F150 de color rojo, con placas de circulación MJW4983 del Estado de México.
Los dos jóvenes regresaban a su domicilio, después de divertirse en un jaripeo baile que se realizó en la comunidad de San José Manialtepec, pero al parecer por el exceso de velocidad y posiblemente, los influjos del alcohol permitió que Armando Sánchez López perdiera el control de la unidad de motor y se saliera de la carretera hasta estamparse contra un árbol.
En el accidente perdió la vida instantáneamente Armando Sánchez López; mientras que Edwin Daniel Martínez Sánchez salió con una herida en la mejilla izquierda y fue apoyado por paramédicos de la Cruz roja de ésta ciudad.
Al lugar de los hechos, el representante social, acompañados por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), dio fe y ordenó el levantamiento del cuerpo sin vida de quien respondiera al nombre de Armando Sánchez López, de 21 años de edad.
Después de iniciar la averiguación previa número 2012/P.P.II/1100, por el delito de homicidio, el cuero fue rescatado con las “quijadas de la vida”, ya que había quedado prensado entre los fierros de la unidad de motor y posteriormente fue trasladado al descanso municipal en donde se le practicó la necropsia de ley correspondiente; y el reconocimiento del cuerpo lo realizó Juana López Cruz, quien fuera su madre.