• Pendiente la restauración de un puente vehicular, quese llevó el año pasado la tormenta tropical “Manuel”


MARCOS HERNÁNDEZ/CORRESPONSAL

jamiltepec_1COYUCHE, SANTIAGO JAMILTEPEC, OAX.- A casi nueve meses de la tormenta tropical “Manuel”, registrada a mediados de septiembre del año pasado, los pobladores de esta comunidad asentada en la zona baja del municipio de Santiago Jamiltepec en la región de la Costa, ven venir un nuevo desastre, debido a que el apoyo ofrecido por el gobierno para reparar los daños, nunca llegó.
Coyuche es una pequeña comunidad con escasos 200 habitantes, donde la calidad de vida de muchas de las familias es aún muy vulnerable. La mayoría de los hombres son jornaleros de las personas adineradas de los poblados cercanos; mientras que la totalidad de las mujeres, su suerte ha sido ser ama de casa.

Lucino Guzmán Muñoz, Agente de Policía Municipal, indicó que las intensas lluvias provocadas por la tormenta tropical “Manuel”, aquella noche del sábado 14 de septiembre de 2013,  dejó como saldo cientos de viviendas inundadas y miles de hectáreas de tierras de cultivos anegadas, además que los pobladores permanecieron parcialmente incomunicados durante varios días.
Expuso que al romperse el bordo de protección margen derecha del Río Verde, construido cerca de la población de La Boquilla, San José Río Verde; la corriente de agua destrozó un segundo bordo ubicado a la orilla de la población de Coyuche y derrumbó un puente vehicular ubicado en el camino de terracería que comunica a la comunidad con la cabecera municipal.
Recordó que la mañana del 20 de septiembre del año pasado, el gobierno estatal comprometió el apoyo total a la población afectada para canalizar los recursos humanos y materiales que restituyan los efectos generados por la tormenta tropical “Manuel”.

Vuelven a quedar incomunicados
Luciano Guzmán expuso que a más de 8 meses de distancia, el puente vehicular nunca se hizo, por lo que los pobladores acondicionaron un paso provisional por un terreno particular; sin embargo, dijo, con las recientes lluvias, hay una parte del camino que ya se enlodó quedando intransitable, provocando que los vehículos de motor no puedan transitar.
“Estamos pasando por una situación difícil, y nos preocupa, porque las lluvias apenas empiezan. Ahorita ya estamos incomunicados, no tenemos por dónde pasar”, dijo la autoridad municipal al advertir que si persiste la desatención y abandono oficial, masivamente los pobladores emprenderán una serie de acciones de protestas, como bloquear la carretera federal número 200.