• A pesar de condiciones marítimas no aptas, las nadadoras sacan la casta

nadadoras-contra-el-cancer-5

Redacción PubliMar
Imágenes: Dey Aquino

nadadoras-contra-el-cancerBAHÍAS DE HUATULCO.- Con el fin de recaudar fondos y destinarlos al tratamiento de niños afectados con tumores malignos en centros hospitalarios de Oaxaca, Guerrero, Chiapas y el Distrito Federal; seis nadadoras, entre ellas una olímpica y dos sobrevivientes de cáncer recorrieron 30 kilómetros de mar abierto en las Bahías de Huatulco.
El recorrido lo hicieron de la Bahía de Santa Cruz a Bahías Conejos y lo realizaron en seis horas las mujeres encabezadas por Nora Tolentano, quienes tuvieron la iniciativa para apoyar a la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer a través del movimiento #PongoMisManos
Edna Llorens, cofundadora de la asociación Mujeres Activas, la iniciativa nació a partir de la muerte de una de sus mejores amigas y que ayer cumplieron 10 años con el movimiento para concientizar a las mujeres de autoexplorarse y que ahora buscan apoyar a niños con tumores que no cuentan con recursos económicos.
“Nadamos no para obtener una medalla o un trofeo, sino para concientizar a la población sobre un padecimiento que causa más de 85 mil muertes, debido a que se diagnostican y tratan en etapas muy avanzadas”, dijo Llorens
nadadoras-contra-el-cancer-4A pesar de las complicaciones marítimas —corrientes en contra y remolinos que impedían las brazadas de las nadadoras, quienes se relevaban por turnos de media hora— estas mujeres que han vivido de cerca el cáncer, ya sea por padecerlo o por la pérdida de seres queridos, cumplieron con su meta.
Nanés Maza, presidenta de Mujeres Activas, recordó que en 2004 le detectaron cáncer de mama, lo que derivó en que le extirparan primero el seno derecho y posteriormente el izquierdo. Su caso llamó la atención del Instituto Nacional de Cancerología (Incan), donde le realizaron pruebas genéticas a toda la familia y se analizaron sus antecedentes dado que sus abuelos, tíos, primos, hermana y padre fallecieron por diferentes tipos de cáncer. El resultado arrojó que 70 por ciento de su linaje es portador del gen mutado BCRA 2 y, por esa razón, también en 2016 se quitará los ovarios.
“Yo soy sobreviviente de cáncer. Llegué al hospital por una bolita en el seno y me enteré que debían hacerme una mastectomía radical en ambos. La operación me impedía mover el brazo pero a los cinco meses de mi recuperación hice un triatlón olímpico que constó de mil 500 metros de natación, 40 kilómetros de ciclismo y 10 de carrera”.
nadadoras-contra-el-cancer-3Tiempo después se hizo una reconstrucción de mamas, con la complicación de que un implante se reventó a los 10 años; sin embargo, Maza continuó con su trabajo de entrenar deportistas de alto rendimiento, dar pláticas a las mujeres que se deprimen por las cirugías radicales y participar en este tipo de eventos con causa.
“He cruzado el Canal de la Mancha, pero pocas veces me he sentido así de emocionada de dar mis brazadas en beneficio de algo tan noble como es la lucha contra el cáncer infantil”, manifestó Nora Toledano.
También participó Patricia Mckelligan, quien hace 21 años sufrió cáncer de mama y 10 años después de piel. Su proceso de tratamiento fue difícil; las quimioterapias literalmente la postraban y con la aparición del cáncer de piel la sugerencia médica consistía en dejar de nadar, pero no lo hizo. Se cubrió de protección solar y se lanzó al agua, como el resto de sus amigas, porque “los niños son lo más valioso que tenemos en México. Yo me sumo a la causa por ellos y en memoria de mi hermano, quien murió de leucemia.
Cada año se registran alrededor de 7 mil nuevos casos de niños que padecen neoplasias malignas, principalmente leucemia. De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, uno de cada dos infantes fallece en un lapso de cinco años, debido a que se atienden en etapas avanzadas y a veces la falta de especialistas propicia diagnósticos tardíos. Y es que en México, de los mil 200 oncólogos que hay, solo 92 se dedican a la población pediátrica.
En la embarcación también se encontraba Patricia Kolhmann, ex atleta olímpica de Los Ángeles 1984 y Seúl 1988. “Yo creo fielmente que promoviendo un deporte es una forma positiva de ayudar a tan nobles causas”.
Ninel Ramírez, coordinadora de comunicación de Ayuda en Acción, explicó que se busca promover la cultura de la prevención con los recursos que recaudan, mediante la cuenta bancaria Banamex 7733920 sucursal 241 y clave 002180700777339206 de Amanc para contribuir a salvar la niñez.
(Con información de Blanca Valadez)

nadadoras-contra-el-cancer-2