•    Unos 15 mil turistas serán protegidos en mar y tierra por diversas corporaciones  
•    Prestadores de servicios se quejan por nulo apoyo de autoridades

Patricia Pacheco

Representantes de corporaciones y autoridades se reunieron para definir acciones conjuntas para operativo de seguridad por Semana Santa.

SAN PEDRO POCHUTLA.- Aún cuando prevalecen divergencias entre prestadores de servicios y autoridades por la falta de coordinación para cubrir requerimientos de seguridad para los paseantes, representantes de los diversos sectores turísticos en este municipio se alistan para recibir a miles de paseantes en lo que se proyecta como una de las mejores temporadas del año.
A unos días de que inicien las vacaciones de Semana Santa, y ante la espera de al menos 15 mil turistas (la mayoría nacionales) que llegarán a playas de Pochutla, autoridades de este lugar diseñaron un plan de protección por mar y tierra en el que participarán corporaciones policiacas, Capitanía de Puerto, Marina, salvavidas voluntarios y Protección Civil estatal y municipal.
Dada la incidencia de percances carreteros y vulnerabilidad de los visitantes ante las impredecibles corrientes marítimas que se registran en playas de este sitio, el operativo que se implementará del 31 de marzo al 15 de abril se centrará en guardias y recorridos permanentes por toda la franja costera y carretera 175 desde Pochutla hasta Zipolite, informó Rigoberto Díaz Gómez, director de Turismo municipal.

Se espera una ocupación de 100 por ciento en Puerto Ángel y Zipolite durante la temporada vacacional.

Resguardo marítimo y terrestre
Luego de una reunión de coordinación en la que concurrieron representantes de diversas corporaciones y sectores involucrados, el funcionario explicó que para resguardar el área marina, Capitanía de Puerto y elementos de la Marina Armada de México se mantendrán alertas y pondrán a disposición lanchas de rescate y embarcaciones interceptoras de reacción inmediata para salvamentos riesgosos.
Por su parte, un total de 22 salvavidas recorrerán las playas para protección y auxilio de bañistas, de ellos, 12 se repartirán en Zipolite y 10 en Puerto Ángel, abarcando la bahía principal, playa Panteón y Estacahuite; en ambos casos, los rescatistas contarán con cuatrimoto, acuamoto y radios de comunicación.
Los recorridos de prevención y seguridad por tierra correrán a cargo de la policía municipal, federal y estatal, ésta última se mantendrá atenta a cualquier llamado las 24 horas del día en su destacamento de Zipolite.
Rigoberto Díaz señaló que con la participación de Protección Civil del estado, se instalará una base de control y auxilio en el crucero de esta ciudad, donde confluyen las carreteras federales 200 y 175, en la que se instalarán dos ambulancias con personal médico, igual número de patrullas, motobomba y personal de Protección Civil.

Los salvavidas voluntarios auxiliarán a bañistas, especialmente en Zipolite, donde las corrientes marítimas son riesgosas.

100 por ciento de ocupación
Actualmente, mencionó, hay un 60 por ciento de reservaciones de las cerca de 650 habitaciones con las que cuenta el destino, incluyendo Salchi y Cuatunalco, pero se espera que lleguen a ocuparse en su totalidad.
A pesar de que la participación de prestadores de servicios ha sido fundamental para complementar acciones operativas en periodos vacacionales, en esta ocasión los representantes del rubro brillaron por su ausencia.

Se espera el arribo de unos 15 mil paseantes, principalmente connacionales, a playas de Pochutla.

“Estamos solos”, se quejan prestadores de servicios
Entrevistado vía telefónica, José de Nova, presidente del grupo de Prestadores de Servicios de Zipolite, lamentó la falta de respaldo del gobierno local y estatal para fortalecer aspectos de seguridad que se reflejarían en una mayor afluencia turística y el mejoramiento de la imagen del destino a nivel nacional e internacional.
“Estamos cansados de solicitar apoyos, nosotros sí pagamos impuestos y cuotas municipales, pero las autoridades solo nos dan ‘atole con el dedo’, por eso resolvemos los problemas solos”, manifestó.
Detalló que entre las peticiones que han hecho se encuentran la de un servicio de transporte público eficaz, “porque hay muchas quejas de turistas que tienen que pagar doble o hasta triple porque no hay taxis colectivos directos u otras opciones”; incentivos alimenticios para la policía estatal destacamentada, mayor atención del cuerpo policiaco municipal y apoyos económicos para salvavidas voluntarios.

Vivimos del turismo
Al final nosotros nos organizamos y tenemos que pagar viáticos a los policías y de igual manera apoyamos a los salvavidas, porque no podemos permitir que el turismo se ponga en riesgo, ya que vivimos de ellos, destacó.
Pensamos que debe haber mayor cooperación de los gobiernos estatal y municipal para recuperar el turismo que se ha perdido sobre todo por eventos de inseguridad ocurridos en los últimos meses, afirmó.