• Se mantiene alerta en todo el Istmo ante las fuertes precipitaciones; se reportan derrumbes en carreteras

Ángel Mendoza/Fotos: Ramón Bragaña

3San Mateo del Mar, Oax.– Unas 100 familias de la colonia Cuauhtémoc se ven afectadas por la intensidad de las lluvias que han caído durante las últimas 48 horas, a consecuencia de dos perturbaciones tropicales.
Aun cuando el agua subió a una altura que puso en alerta a las autoridades, las familias permanecen en sus viviendas, mientras que otras buscaron refugio de manera temporal con algún familiar, en tanto cesaran las lluvias. El agua alcanzó en algunos puntos de la localidad hasta el metro de altura.
No obstante que la salida de las familias fue por cuenta propia, este viernes regresaron a sus hogares, luego de que autoridades locales abrieran la boca barra para liberar el agua estancada en las calles, como la proveniente de los cauces de ríos.
A pesar de que las autoridades decretaron un monitoreo permanente de los ríos que atraviesan la población, los calles son consumidas por las aguas, en algunos ya lograron entrar a varios domicilios, y sin que exista aviso de desalojo.
Las calles se encuentran desiertas y sólo se registran encharcamientos e inundaciones leves que no ponen en riesgo la integridad física de los habitantes.
Del mismo modo, la carretera a San Mateo del Mar, presenta dificultades en la circulación. La única recomendación que existe para quienes transitan por dicha arteria es uno mismo.
primera_copiaEl agente municipal Jorge Pimentel informó que durante la inundación se brindó auxilio a la población, principalmente quienes viven cerca de los arroyos y se canalizó al albergue, que se habilitó en la telesecundaria que se ubica en la comunidad.
Para Alexander Ojeda, habitante del sitio, tanto las autoridades locales como estatales han sido apáticas ante las inundaciones que afectan la comunidad. Desde el lunes pasado, cuando cayeron las primeras lluvias, no han recibido ayuda.
En condiciones de abandono se encuentran las familias que solo ven caer el agua desde sus ventanas y la llegada de las autoridades para inspeccionar el lugar, sin recibir algún tipo de apoyo, expresó.

SIN AVISO DE DESALOJO
A pesar de que las autoridades decretaron un monitoreo permanente de los ríos que atraviesan la población, los calles son consumidas por las aguas, en algunos ya lograron entrar a varios domicilios, y sin que exista aviso de desalojo.
Misael Jiménez quien desde una ventana de su vivienda se da cuenta quien entra y sale de la población, contradice a las autoridades locales al señalar que nadie ha salido de su hogar, por temor a perder lo poco que tienen.
5En la cabecera municipal de San Mateo del Mar, el problema es similar a la que padecen sus agencias, sin embargo, las autoridades municipales se mostraron incompetentes ante la eventualidad ya que desconocen la situación de emergencia.
El acceso al palacio municipal, además de restringido no hay quien informe del estado que guarda el municipio ante las torrenciales lluvias que azotan a la población. El presidente municipal y su cabildo brillan por su ausencia.
Las calles se encuentran desiertas y sólo se registran encharcamientos e inundaciones leves que no ponen en riesgo la integridad física de los habitantes.

CARRETERA PELIGROSA
La carretera a San Mateo del Mar, presenta dificultades en la circulación. La única recomendación que existe para quienes transitan por dicha arteria es uno mismo.
El asfalto se encuentra resbaloso que puede provocar accidentes viales para quienes no conocen la zona, además de la poca visibilidad que existe en el trayecto, ante la intensidad de las lluvias.

Y SIGUE LLOVIENDO
*Autoridades municipales aun no decretan estado de emergencia en estas localidades, excepto colonia Cuauhtémoc, donde la población se niega a abandonar sus hogares.